El 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate, una dulce efeméride de la que queremos hacernos eco y proponeros algunos tips para los aficionados a la repostería.

La sal en escamas se ha convertido en uno de los básicos del rincón de especias y condimentos de nuestras cocinas. Su forma piramidal y su delicada textura crujiente son ideales para decorar todo tipo de platos así como para aportar una nueva dimensión a tus platos salados pero también dulces.

En Bras del Port te proponemos cuatro matices de sabor diferentes:

¿Por qué añadir sal marina en escamas a tus postres?

Si de algo saben los chefs de nueva generación es de la importancia de la innovación gastronómica. La sorpresa y los contrastes siempre son bienvenidas para romper con lo establecido y estimular nuestras papilas gustativas.

La mezcla del dulce y el salado no es algo nuevo (cómo olvidar aquellos bocatas de chocolate con aceite y sal propios de los 80 y los 90) pero sí se puede reformular con las novedades que llegan a los supermercados cada día.

Al chocolate, ya sea en sus variedades con leche, negro o blanco, le va muy bien una pizca de sal en escamas ya que le aporta varios beneficios:

  • Reduce ligeramente el amargor natural del chocolate (especialmente de los chocolates con mayor porcentaje de cacao).
  • En pequeñas cantidades, ayuda a potenciar el dulzor (al igual que ocurre con las salsas de caramelo o el toffe) ya que estimula lo sensores que se hayan en nuestras papilas gustativas.
  • Ayuda a liberar nuevos matices y aromas del cacao.
  • Es un recurso decorativo para dar un aspecto delicioso a coberturas de chocolate, por ejemplo.

Algunos ejemplos de maridaje de sal en escamas con chocolate

Rocas de chocolate: En otra entrada de nuestro blog os propusimos mezclar las escamas con chocolate para hacer unas deliciosas rocas de arroz inflado. También podéis hacerlas con vuestros frutos secos favoritos (almendras, pistachos, anacardos…).

Rocas de chocolate con escamas de sal marina Bras del Port

 

Cobertura: Un recurso muy socorrido para los más golosos es enriquecer frutas (fresas, frutos del bosque, granada, higos, plátano…) , galletas (galletas tipo María o cookis), brownies, helados o gofres con una capa de chocolate negro y espolvorear unas escamas justo antes de que solidifique.

Bombones caseros: Otra delicia fácil de preparar en casa es hacerte tus propios bombones mezclando con trocitos de frutas, frutos secos, cereales… y el toquecito de las escamas de sal para potenciar el sabor y decorar.

Como siempre os decimos, el límite es la imaginación 😉

Innova en tus recetas de repostería con la espuma de sal marina

Si quieres ir un paso más allá, puedes optar por maridar el chocolate con nuestra exclusiva espuma de sal marina. Una sal marina de baja densidad, única en el mundo, que se funde al contacto con el paladar.

A diferencia de las escamas, que generan unos picos de intensidad de sabor cada vez que los trocitos de escama de sal entran en contacto con las papilas gustativas de nuestra boca, la espuma ofrece un salado más homogéneo y sutil. De esta manera, desde Bras del Port, ofrece una gama amplia de sales gourmet capaces de sorprender y agradar a los paladares más exigentes.

No te pierdas esta deliciosa receta de tosta dulce de chocolate a la naranja y prueba a usar nuestra espuma de sal marina natural en combinaciones dulces.

Tosta de ganaché de chocolate a la naranj con espuma de sal marina Bras del Port

 

Actualmente disponemos de 4 variedades de espuma de sal marina:

¡Descúbrelas!